17 de xuño de 2014

Decimoséptima edición EEEP Compostela

Para nuestra decimoséptima edición de EEEP Compostela traemos un tema que está relacionado con nuestros orígenes, bueno, los orígenes de todos los seres vivos. Hablaremos nada menos que de "El origen de la vida". Una cuestión que fue durante mucho tiempo abordada desde el plano espiritual o filosófico; pero que ha recibido, lógicamente, la atención de la ciencia. En esta nueva edición podremos acceder a lo que la ciencia nos dice sobre el origen de la vida y resolver las dudas que tengamos al respecto.
Esta próxima sesión EEEP correrá a cargo de un científico y divulgador de altura, Carlos Briones, quien nos aportará datos, elementos técnicos, reflexiones y visiones que nos ayudarán a entender mejor el problema del orígen de la vida. Charla informativa que con seguridad nos hará pasar además un buen rato. Ya sabéis, como siempre el último viernes de mes, es decir el día 27 de junio, a las 21.00, en Kunsthalle (Rúa da Conga, 8). ¡No os lo perdáis!
El título de la ponencia es:
EL ORIGEN DE LA VIDA EN LA TIERRA… ¿O FUERA DE ELLA?
Y su autor nos introduce de la siguiente manera el tema:
El origen y la evolución temprana de la vida son cuestiones que, como propuso Charles R. Darwin, pueden (y deben) ser investigadas empleando el método científico. De hecho, tras siglos de creencias irracionales sobre este tema, la primera reflexión científica sobre el origen de la vida se la debemos al propio Darwin, cuando en 1859, en el último párrafo de “El origen de las especies por medio de la selección natural”, sugirió que toda la biodiversidad que observaba podría haber descendido de una única forma de vida primordial. Durante las primeras décadas del siglo XX, el bioquímico Alexandr I. Oparin y el genetista John B. S. Haldane plantearon independientemente el origen abiótico de los primeros organismos a partir de reacciones químicas en los océanos primitivos, y posteriormente algunos físicos como Erwin Schrödinger también reflexionaron sobre la naturaleza de la vida y sus posibles orígenes. Pero hubo que esperar hasta 1953 para que el químico Stanley L. Miller realizara la primera aproximación experimental en el campo del origen de la vida, inaugurando con su famoso experimento el campo de la química prebiótica.
Herederos de esa tradición científica, y gracias a la aproximación transdisciplinar que actualmente seguimos en los laboratorios, cada vez se sabe más sobre cómo surgieron las primeras entidades moleculares capaces de autorreplicarse y evolucionar. Así, tenemos evidencias de que la combinación de genoma y metabolismo en un sistema compartimentado originó, hace algo más de 3.500 millones de años, una especie unicelular que conocemos como “ancestro común de todos los seres vivos” o LUCA (del inglés last universal common ancestor). En ese momento se produjo una transición fundamental en la historia de nuestro planeta: la química originó la biología. De hecho, la investigación experimental sobre el origen de la vida está permitiendo combinar los tres sub-sistemas que componen los seres vivos (compartimento, genoma y metabolismo), lo que conecta este campo con otro íntimamente relacionado: el de la biología sintética.
Pero, a medida que nos aproximamos más al primer antepasado en la genealogía de todas las especies, nos surgen preguntas fascinantes sobre el origen de la vida: ¿cómo se produjo?, ¿en qué ambiente?, ¿fue un evento único o hubo varios orígenes?, ¿la vida surgió por azar o por necesidad? Por otra parte, gracias a los avances en exploración espacial, podemos plantearnos una cuestión aún más sugerente: si alguna vez encontramos seres vivos en Marte, Europa u otro cuerpo del Sistema Solar, ¿serán también descendientes de LUCA? Y, si la respuesta fuera afirmativa, ¿son ellos quienes emigraron, o bien nuestro origen es extraterrestre?



0 comentarios:

Con tecnoloxía de Blogger.

Recibe as novas charlas por email!


Correo electrónico:



As nosas redes

YouTUbe